«

»

Abr 11 2013

Imprimir esta Entrada

Los diputados de ERC, expulsados del Pleno por negarse a hablar en castellano

  • Utilizan el argumento del TSJC sobre la inmersión lingüística
  • En 2005, Joan Tardà ya protagonizó dos incidentes similares
  • No hay precedente de varias expulsiones del mismo partido en un día
  • Tardà: ‘Lo que he hecho es un sinsentido, y lo es aquí y en Cataluña’
  • CiU ‘respeta’ un gesto que ‘expresa el sentimiento de la sociedad catalana’
  • Posada, dispuesto a tratar el uso de las lenguas en la reforma del Reglamen

Por Marisa Cruz | Luis Ángel Sanz | Madrid. Copyright.2013

Los tres diputados de ERC que han tomado la palabra este jueves en el Congreso, su portavoz, Alfred Bosch, y los parlamentario Joan Tardà y Teresa Jordà han sido expulsados de la tribuna del Congreso tras retar a toda la Cámara a hablar en catalán en paralelismo, han asegurado, con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obliga a cambiar el idioma de todo un aula si un alumno quiere recibir las clases en castellano.

En el año 2005, con el socialista Manuel Marín como presidente del Congreso, Joan Tardà ya protagonizó dos incidentes similares, también por negarse a hablar en castellano, que le llevaron a ser expulsado de la tribuna de la Cámara, como él mismo ha recordado. Sí es la primera vez que en una misma sesión son expulsados varios diputados del mismo partido.

El primero en ser expulsado de la tribuna ha sido Joan Tardà, que ha utilizado como argumento el mismo que ha empleado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ha sentenciado la obligatoriedad de dar las clases en castellano a toda el aula si un solo alumno así lo solicita.

Tardà ha subido a la tribuna en el debate sobre la reforma de las jubilaciones anticipadas, planteado por decreto por el Gobierno, pero ha aprovechado para insistir en su decisión de actuar siguiendo al milímetro lo que dice la sentencia del TSJC en relación con la escuela en Cataluña. Así, ha señalado su deseo de que en el Congreso se hable en catalán porque así lo solicita él.

El diputado ha empezado su intervención en su lengua materna y ha sido reconvenido por el presidente del Congreso, Jesús Posada, quien le ha advertido de que al tercer aviso procedería a sancionarlo y expulsarlo de la sesión.

Tardà se ha mantenido firme en su desafío y Posada, conforme a lo dispuesto en el artículo 104 del reglamento, lo ha echado de la sesión plenaria. Aunque el citado artículo prevé incluso la expulsión física del espacio del Hemiciclo, en este caso Posada se ha limitado a retirar la palabra a Tardà y expulsarle de la tribuna, sin sancionarle con no asistir al resto de la sesión, como el habría permitido hacer el Reglamento.

El segundo en ser expulsado ha sido el portavoz del partido independentista. Bosch ha subido a la tribuna para explicar la postura de su Grupo en el debate sobre el decreto de preferentes que estudiaba el Pleno. Y con el mismo argumento, ha asegurado que siguiendo la doctrina del Tribunal Superior de Cataluña, se disponía a hablar en catalán para que toda la Cámara lo hiciera.

Posada le ha advertido, igual que hizo con Tardà, de que le iba a llamar al orden y, a la tercera llamada, le retiraría el uso de la palabra por incumplir el Reglamento. De hecho, el presidente de la Cámara Baja le ha recordado que se va a tramitar una reforma del Reglamento y se ha mostrado dispuesto a estudiar el uso de las lenguas cooficiales en esa reforma.

Bosch, sin embargo, ha insistido recalcando que la situación era “surrealista”. “Igual de surrealista que la sentencia del Tribunal Superior”, ha añadido, “imaginen cómo de inadecuada se considera en Cataluña esta sentencia por parte de los alumnos”. Y ha continuado en catalán. Con lo que ha sido expulsado de la tribuna. Al llamarle Posada al orden por tercera vez, le ha expulsado de la tribuna.

Posteriormente, Teresa Jordà ha seguido la misma estrategia que sus compañeros y ha sido expulsada. La diferencia es que en su caso no estaba Jesús Posada presidiendo la sesión sino la vicepresidenta primera, Celia Villalobos. La ex ministra ha cortado en seco el tercer intento de ERC, sin repetir los tres avisos. “Se lo he avisado, abandone la tribuna”, ha ordenado, dando por terminado este tercer episodio de protesta de ERC.

El diputado de CiU Carles Campuzano ha asegurado en la tribuna de oradores que su grupo “respeta” el gesto de Tardà porque “expresa el sentimiento de la sociedad catalana”.

‘Sinsentido, aquí y en Cataluña’

Ya en los pasillos de la Cámara, Tardà ha explicado que con su acto de indisciplina y protesta ha pretendido “poner de manifiesto el sinsentido” de la sentencia del TSJC. “Lo que he hecho puede parecer un sinsentido, y lo es. Pero lo es aquí y en Cataluña”, ha afirmado.

Tardá ha asegurado que este año “sólo 14 familias han solicitado la enseñanza personalizada en lengua castellana en toda Cataluña” y, pese a ello, ha lamentado, “el TSJC pronuncia esta sentencia”. En el curso escolar 2012 las solicitudes fueron 17.

Ante la decisión del tribunal, el diputado republicano tomó la decisión de “hacer la prueba” en el Congreso donde “hay un buen número de diputados que hablan catalán“. De esta forma concluyó que si piden utilizar esta lengua todos los demás deberían estar obligados a seguir la sesión en ella.

Tardà ha recalcado que su intención ha sido la de evidenciar que la sentencia del TSJC no tiene sentido y ha aprovechado para añadir que “desde 2004 se constata que no hay intención de respetar los derechos lingüísticos” en la Cámara Baja.

Enlace permanente a este artículo: http://www.almansadigital.org/?p=1541

1 comentario

  1. Luis Bonete

    Menuda pandilla de impresentables. Sus argumentaciones teóricas para forzar a la Cámara a hablar en Catalán no son válidas, pues se basan en el cambio de minoría a mayoría (válido en Cataluña al exigir uno que todos hablen en el idioma de la mayoría de españoles) y no de la mayoría a la minoría, como pretenden hacer en el Congreso. Además de impresentables, son ignorantes. En otro tiempo, el tal Tardá habría pasado unas cuantas noches en cierto calabozo y habría salido rectito, rectito y sin acento ninguno. Pero claro, eran otros tiempos. Y ahora que alguien traduzca mi comentario al catalán, que por lo demás me merece un respeto extraordinario como lengua insigne de este País nuestro que se resquebraja a marchas forzadas. Soy ESPAÑOL y tengo grandes amigos catalanes, por si alguien alberga dudas siniestras… Saludos.

Deja un comentario

Highslide for Wordpress Plugin