EL TUFO PESTILENTE DE LAS DOS ESPAÑAS QUE NOS DEJA ZAPATERO

Ocho años afanándose por dividir a los españoles en dos campos irreconciliables e inexpugnables, ocho años erigiendo imaginarios muros de Berlín y defensas de Madrid, ocho años de esmerado cultivo de plantaciones ideológicas. En fin, ocho años de reinvención sociológica de una España que no existe, al garete. Aquellos modelos diseñados por los consejeros del PSOE basándose en el peronismo, el priísmo, el aprismo y el roldosismo de nuestros infortunados hermanos latinoamericanos barridos por una crisis económica. En un país donde tantos millones de personas tienen mucho que perder, siempre es la economía, estúpidos.

Luis MARGOL. Cpyright-2011

Una investigación de la fundación Alternativas y los estudios postelectorales internos del PSOE revelan que la táctica de Zapatero y sus adláteres se ha venido abajo igual que un castillo de naipes. Pues resulta que el centro político existe, se resiste a desaparecer y además está abandonando al PSOE por el PP y, según las regiones, también por UPyD y pequeños partidos regionalistas. Si a lo anterior le sumamos la pérdida de voto joven a favor de IU y la abstención, el panorama para el candidato Rabulcaba no puede ser más aciago. El barco hace aguas por tantos sitios que faltan marineros para achicar agua. Lo peor es que, una vez cambiado el sentido del voto, resulta difícil recuperarlo de inmediato, sobre todo en España, donde los estudios de comportamiento electoral demuestran que los votantes  suelen dar al nuevo partido de su elección al menos dos oportunidades de volver a pensárselo. La razón es bien sencilla: a nadie le gusta reconocer una equivocación, y menos aún un desliz.

¿Cuál es la reacción de Rubalcaba? Lejos de internarse en el centro, el candidato recurre a los ataques a los banqueros (¿los mismos que le condonan préstamos a su partido que luego pagamos todos en forma de comisiones?) al estilo de José Antonio Primo de Rivera y Ramiro Ledesma, la denuncia de la conspiración anglo-germana que tanto recuerda a aquello de las democracias que nos acosan que decía Franco, y a recordar al PSOE de hace cien años, aquel que estaba a la izquierda de la socialdemocracia alemana, el laborismo británico e incluso los mencheviques rusos. El cóctel no puede ser más demencial, pestilente, explosivo y, por el bien de todos, letal para el propio Partido Socialista. A Rubalcaba le falta el canto de un duro para denunciar a la UE como una cueva de buitres carroñeros capitalistas y a proclamar desafiante a España como la nueva reserva espiritual social de occidente. Ya saben, Spain is different, Europa, esa Babilonia de mercaderes desalmados que repudiamos, termina en los Pirineos y cosas así.

No sé qué será peor, el barniz de modernidad de que dotó Zapatero a sus políticas o la garrulería de los mensajes de Rubalcaba. Ambos me huelen igual de mal. A este paso todos tendremos que regresar a 1911, la época dorada de los perfumes de pañuelo. Por si las moscas, aquí les dejo uno que Guerlain relanzó  hace un par de años. Se dice que SS El Rey, siempre atento a los cambios y fiel cumplidor de su deber de hablar con todos,  lo usa. Cómprenlo antes de que se agote. Seguro que Alfredo ya tiene su botella (no sean malos, aún no han sacado el desodorante).

Enlace permanente a este artículo: https://www.almansadigital.org/?p=353

1 comentario

  1. No hay lugar para ningún género de dudas, de que este gobierno ha sido el peor de los últimos 50 años, incluidos los últimos de la dictadura. Si a todo lo expuesto en el artículo, añadimos las críticas que venían ayer en «El País», (extraño por cierto), del expresidente Felipe Gónzalez, hacia el gobierno actual y hacia su propio partido, el panorama político para el PSOE es desolador. Muy mal lo tiene que hacer el PP para que el PSOE vuelva a ganar unas elecciones durante por lo menos 20 años. Pero ojo, no nos equivoquemos, el PP ni tiene la barita mágica para sacar al país de la ruina, ni gente cualificada para hacerlo. Al tiempo.

    Saludos,
    Manuel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Highslide for Wordpress Plugin