Guillermo Fariñas: “Esta huelga de hambre es hasta las últimas consecuencias, incluida la muerte”

El Premio Sajarov 2010 mantiene su vigésimoquinta huelga de hambre y sed con el objetivo de que acaben las palizas del régimen a los disidentes

“En Cuba se violan los derechos humanos a diario”

14698212082417“¡Cocooo!”, grita una voz al otro lado del teléfono. El hombre avisa con este apelativo al Premio Sajarov 2010, Guillermo Fariñas (Santa Clara, 1962), para que acuda a responder la llamada. Tan sólo han pasado unas horas desde que salió del hospital -tuvo que ser ingresado el jueves por un desmayo- y, a pesar de su débil estado de salud, su voz suena firme y valiente.

El pasado 19 de julio el opositor cubano inició una huelga de hambre y sed -ya es la vigésimoquinta que realiza- para que el régimen castrista ponga fin a las palizas a los opositores. “Pedimos que no nos golpeen y no nos torturen”, explica a EL MUNDO vía telefónica desde su casa. No es la primera vez que las duras imágenes de desnutrición o de ingreso hospitalario de Fariñas se replican en los medios de comunicación extranjeros. En 2010, protagonizó una huelga de hambre que duró 135 días por la muerte de su compañero Orlando Zapata, lo cual le valió el Premio Sajarov de aquel año, que entrega el Parlamento Europeo y que no pudo recoger en persona hasta 2013. ¿Llegará a aguantar tantos días como entonces? “Eso y mucho más. Esta huelga es hasta las últimas consecuencias, incluida la muerte”, responde tajante. “Hasta lo que aguante mi cuerpo“, añade.

Un cuerpo dañado. La doctora que le ha realizado el chequeo en su casa en Santa Clara ha apuntado que ha estado a punto de la parada renal, según informa vía telefónica su portavoz Jorge Artiles. A pesar de la gravedad de la situación, continuará con su propósito. Hoy [por ayer] se encuentra mejor. “Puedo caminar, las piernas no me fallan, no tengo mareos”, así describe su estado el también periodista y director general de producciones Nacan.

Todo comenzó cuando la semana pasada Fariñas, junto a otros opositores, fue a ver al coordinador nacional del Frente Juvenil del Frente Antitotalitario Unido (Fantu), José Rolando Cáceres, que se encontraba detenido. Durante la primera visita fueron bien recibidos, pero cuando volvieron el día 19 fueron arrestados de manera violenta. “A mí en particular me llevaron a un lugar y me dieron una paliza exigiendo que dejara de regalar juguetes, comprar comida a la gente… Me di cuenta de que era una cosa planificada. Al único que me habían pegado era a mí”, recuerda Fariñas. Le golpearon y le mantuvieron arrestado durante seis horas.

“Si a mí, que soy Premio Sajarov, relativamente conocido en el mundo, son capaces de darme esta mano de golpes, qué va a quedar para los demás”, argumenta el opositor. “Por eso decidí lanzarme en huelga de hambre, prefiero poner mi cuerpo por delante, a que maten a cualquier otro hermano”, aclara.

La misma muestra de solidaridad hacia el pueblo cubano que le condujo ayer a abandonar el hospital Arnaldo Milian Castro de Santa Clara. Se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde le inyectaron tres tipos de suero que le hicieron recuperar algunos kilos -había perdido 12 desde que inició el paro y ahora pesa 79-, pero no le daban cama y le ofrecieron una sala especial. “Yo me negué pues estas salas son para los cargos del régimen. Yo no soy dirigente del Gobierno, voy a una sala donde va todo el mundo, por eso pedí el alta”, apunta Fariñas.

Otros 21 disidentes en huelga

No es el único que se encuentra en huelga de hambre, otros 21 alrededor de la isla mantienen la protesta contra el régimen. Un ‘golpe de efecto’ en unas fechas claves. El pasado 20 de julio se cumplió un año de la reapertura de las embajadas, uno de los pasos más importantes del deshielo entre EEUU y la isla, que arrancó el 17 de diciembre de 2014 cuando el presidente Barack Obama y Raúl Castro decidieron acortar distancias. El 20 de julio de 2015, La Habana izó la bandera en su nueva sede de Washington y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, realizó el mismo gesto el 14 de agosto del año pasado en su sede de la capital cubana.

Doce meses en los que el mundo ha permanecido atento a los avances en las relaciones de estos antiguos enemigos. Precisamente, EEUU y Cuba informaron ayer sobre los pasos de la reunión mantenida esta semana en Washington en torno a las compensaciones económicas que se exigen mutuamente. El primer país reclama los bienes nacionalizados a estadounidenses tras la Revolución Cubana (1959) y la isla pide restaurar los daños causados por el embargo. Ambas delegaciones declararon ayer que las negociaciones en este espinoso asunto aún están en las “etapas inciales”, según informó Efe.

El aspecto económico siempre se subraya como vital para la normalización de las relaciones, pero, ¿cómo ha recibido la población este acercamiento? Para el 82,2% de los cubanos la situación no ha cambiado en nada, según la reciente encuesta ‘Opinión Cuba 17 meses después del restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos’, realizada por el Observatorio Cubano de los Derechos Humanos(OCDH). Y lo que es peor: el 63,3% cree que el Gobierno no respeta los derechos humanos. La Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional de Cuba también ha certificado que los ciudadanos de la isla son más vulnerables desde que se inició el deshielo: en 2015, hubo 8.616 arrestos políticos, y este año se espera que se dupliquen, ya que en los primeros seis meses de 2016 ya se produjeron 6.753. “No quieren que tengamos base social”, dice el opositor Fariñas. “Ha aumentado la represión”, concluye.

A esto hay que añadir el gran éxodo de los cubanos camino de EEUU. En 2015, aumentó un 30% el número de cubanos que salieron de la isla en busca de los beneficios de la Ley de Ajuste cubano, como expone Joan A. Guerrero en el libro ‘Cuba-EEUU: la hora del deshielo’. Una ‘huida’ masiva que esta semana ha dejado1.200 isleños varados en Colombia, según la agencia AFP.

Parece que, el ‘sueño americano’, por el momento, tendrá que esperar.

Enlace permanente a este artículo: http://www.almansadigital.org/?p=3769

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Highslide for Wordpress Plugin