«

»

Ago 01 2017

Imprimir esta Entrada

Aaral cree «lógico» y «muy positivo» que la UCA se quede en Almansa

SALUD | ASOCIACIONES

Según la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Almansa «en 30 años de trabajo, más de 300 personas han dejado de consumir»

  • Ventura Rico, presidente de Aaral, subraya que al ser el alcohol una droga legal, «los ciudadanos parecen no darse cuenta de la gran capacidad de adicción que tiene», asegura.

luis bonete / almansa La Tribuna de Albacete

Ventura Rico, presidente de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Almansa (Aaral), valoró de «lógico» y «muy positivo» el reciente acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Almansa y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para proceder a la firma de un convenio que «permitirá de forma definitiva que la Unidad de Conductas Adictivas (UCA), no sea trasladada a Albacete y pueda prestar (de hecho ya lo hace) sus servicios terapeúticos en las dependencias del Hospital General de Almansa», dijo.

Rico remarcó la función «fundamental» que la UCA realiza en el asunto de las adicciones, «entre ellas, la del alcohol». Para el presidente de Aaral y, sobre todo, por el bien de los enfermos, «era absolutamente necesario alcanzar este acuerdo que finalmente se ha convertido en realidad», dijo. Recordó el responsable de Aaral que, «nuestra asociación se centra básicamente en desempeñar una función: la de ayudar a todas aquellas personas que tienen problemas con el alcohol o con alguna otra sustancia más; pero necesitamos del apoyo de un equipo médico que prescriba los tratamientos y atienda a los pacientes de forma especializada, y para ello era necesario, para una buena calidad de servicio, que la UCA permanecieses en Almansa», subrayó.

TRABAJO. Ventura Rico expresó el agradecimiento por «el trabajo intenso de negociación que ha desarrollado la Corporación almanseña durante muchos años, sin olvidar a la Junta de Comunidades que, finalmente, ha dado el paso de asumir la UCA de Almansa, la única en toda la región que estaba situada en «tierra de nadie», señaló Rico.

Hay que resaltar que la Unidad de Conductas Adictivas de Almansa, es un servicio sanitario de ámbito comarcal. «Son varios cientos de pacientes provenientes del Valle de Ayora, Caudete y de los pueblos de la comarca natural de Almansa, los que reciben en estos momentos un tratamiento especializado en diversos tipos de adicciones, a parte de la producida por el consumo de alcohol», señaló.

Rico aseguró respecto a la situación actual de Aaral y de la problemática del alcoholismo en la ciudad que, «desgraciadamente estamos en una tendencia de aumento de miembros; de un año a hoy, todos los martes nos reunimos más de 40 personas. Los problemas con el alcohol no cesan y notamos que van en aumento poco a poco», señaló.

En opinión de Ventura Rico, «da la sensación que como el alcohol es una droga legal, los ciudadanos no se dan cuenta de la gran capacidad de adicción que posee, y de ahí vienen muchos de los problemas», subrayó.

El responsable de Aaral se mostró especialmente satisfecho del trabajo que la asociación estaba llevando a cabo desde su fundación hace ahora 30 años. «Sin temor a equivocarme desde que la asociación se fundó y comenzó a trabajar en el año 2017, son más de 300 las personas que tras recibir tratamiento se han rehabilitado y hoy no consumen alcohol».

EL ALCOHOL ES UNA DROGA DEPRESORA

Desde Aaral se advierte sobre el consumo de alcohol de forma descontrolada. «El alcohol es una droga depresora del sistema nervioso central que inhibe progresivamente las funciones cerebrales. Afecta a la capacidad de autocontrol, produciendo inicialmente euforia y desinhibición, por lo que puede confundirse con un estimulante cuando no lo es», señalan.

El consumo excesivo de alcohol puede provocar importantes problemas de salud, conflictos familiares y sociales. Estos efectos pueden presentarse incluso en el caso de personas que no hayan desarrollado una dependencia y, por tanto, no sean consideradas alcohólicas.

Señalan desde Aaral que, «según un estudio de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas, el 48,6 por ciento de los menores de 12 a 18 años que fueron atendidos por intoxicación en las urgencias hospitalarias, habían consumido alcohol y/o drogas ilegales». luis bonete

El servicio de la UCA de Almansa abarca al Valle de Ayora, Caudete y pueblos de la comarca natural

Enlace permanente a este artículo: http://www.almansadigital.org/?p=5409

Deja un comentario

Highslide for Wordpress Plugin