Una comisión eclesial presenta los actos del 375 aniversario del patronazgo de la Virgen de Belén

HISTORIA | CONMEMORACIONES

Las celebraciones, tendrán lugar en el periodo que abarcan las Romerías de septiembre de los años 2018-19. Se profundizará en la significación religiosa de la Virgen y en su devoción

luis bonete / almansa La Tribuna de Albacete

Ramón Calero, párroco de Santa María de la Asunción, acompañado por el concejal de Patrimonio y Fiestas, Israel Rico y varios miembros de la comisión eclesial organizadora presentaron la celebración de los actos de conmemoración del 375 aniversario del nombramiento de la Virgen de Belén como Patrona de la ciudad de Almansa.

Ramón Calero aseguró que «estamos ante un proyecto que recoge una devoción muy antigua; tenemos datos -dijo- que corroboran que la Virgen de Belén es querida y amada en la ciudad de Almansa».

Al cumplirse el 375 aniversario de la Virgen de Belén Patrona, la comisión eclesial constituida por representantes de los consejos de pastoral de las tres parroquias, las sociedades marianas de Almansa, los sacerdotes y la vida consagrada, consideran que es una fecha que no puede pasar desapercibida en el calendario del año 2019 de Almansa, y al mismo tiempo invita a entidades civiles públicas y privadas a participar con gozo y alegría en este aniversario.

DIMENSIÓN. Señaló el párroco Ramón Calero que «la relación amorosa y maternal de la Virgen de Belén con su pueblo, Almansa, posee una dimensión cultural y social que traspasa los límites estrictamente religiosos: ha creado cultura, ha hecho costumbres, tradiciones; ha elaborado un vocabulario propio; y por ello, además de ser el centro de las miradas y de los corazones de millares de almanseños, durante estos 375 años, trasversalmente, ha influido en muchas generaciones de hombres y mujeres de este pueblo y en sus instituciones».

Los objetivos abarcan durante el presente año pastoral, desde la Romería de este mes de septiembre de 2018 a la Romería de Septiembre de 2019: profundizar en la significación religiosa y evangélica de la Virgen de Belén en la comunidad cristiana, ayudando así a la renovación de las mismas comunidades. Divulgar la devoción a la Virgen de Belén, y lo que ello significa, como elemento de humanización y de valores en la sociedad y continuar creando y divulgando cultura en torno a la Santísima Virgen de Belén, Patrona de Almansa y a su santuario, como signo de identidad de la ciudad.

Las celebraciones comienzan los días 13, 14 y 15 de septiembre, (triduo romería septiembre). El domingo, día tres de febrero de 2019 se tendrá la celebración litúrgica de la celebración del 375 aniversario. Durante el curso, la Virgen realizará múltiples salidas y visitas.

El concejo votó a a la Virgen de Belén como patrona en enero del año 1.644

l.b. / almansa

La devoción a Nuestra Señora de Belén llegó a Almansa gracias a una iniciativa particular, el fervor de un vecino, Juan Sánchez de Belén, que, entre finales del siglo XV y principios del XVI, a su regreso de un viaje a Roma, fundó una ermita en unos terrenos de su propiedad y entronizó en su altar una imagen que él mismo había traído desde la ciudad eterna.

A mediados del siglo XVI, el concejo de Almansa decidió trasladar a dicha ermita la celebración del voto y la fiesta de San Juan de Mayo. Como fruto de este cambio, la devoción a Nuestra Señora de Belén dejó de ser particular y privativa de una familia, para hacerse extensiva a los habitantes de toda la comarca. Pero además, acabó eclipsando el fervor que tradicionalmente los almanseños habían dispensado a San Juan Ante Portam Latinam, produciéndose así un fenómeno paulatino de superposición y desplazamiento de devociones.

ACUERDO.  En enero de 1644, en cumplimiento de un breve del Papa Urbano VIII que instaba a declarar festivo el día del patrón o patrona de cada localidad, el concejo almanseño acordó, por mayoría de dos tercios, nombrar Patrona de Almansa a la Virgen de Belén. De los 12 presentes, ocho votaron a favor de la Virgen, dos a favor de San Francisco y otros dos fueron partidarios de que se realizase un sorteo entre ambos.

En marzo de 1644, el concejo y el convento de franciscanos,  aceptaron el copatronazgo de la Virgen y  de San Francisco.

Enlace permanente a este artículo: http://www.almansadigital.org/?p=6452

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Highslide for Wordpress Plugin