MOMENTOS INEDITOS

«El verano en Almansa se ha iniciado bajo el sello de los hechos inéditos. Hoy, al abordar este último comentario de la temporada, he rebuscado entre los  archivos de la memoria para encontrarme con dos noticias muy diferentes entre  sí, lúdica una y política la otra, pero que tienen el nexo común de abrirnos  hacia el rencuentro con momentos inéditos de la vida almanseña. Hablo, por un  lado, de las fiestas de san Juan, celebradas y disfrutadas la semana pasada; o de la toma de posesión del alcalde almanseño, Francisco Núñez, como  nuevo presidente de la Diputación Provincial de Albacete, que será la semana que  viene.

Juan Luis HERNANDEZ. Copyright 2011 A1R.

Comenzando por la semana pasada, vivimos en ella un momento  inédito para la mayoría de los almanseños actuales: la quema de una falla en  unas fiestas locales. Algo que solo podían recordar aquellas personas mayores de  75 años, que ya son años, y que vivieron la Almansa de 1936; aquella Almansa que  disfrutó de las fiestas de las llamadas Fogatas en mayo de 1936 y que sufrió el  estallido de la Guerra Civil apenas dos meses después.

El distrito festero de  san Juan, en un alarde de imaginación y con su consiguiente esfuerzo para  plasmar la idea, ha brindado en sus fiestas del barrio para este año, el rescate  de una tradición que fue tan intensa como efímera en la vida almanseña. Aquellas  fallas de 1936, promovidas por el ayuntamiento republicano de los años treinta y  personificadas en muchos de los nombres identificados con la causa en la Almansa  de la época, ardieron en un noche de mayo, pero sus rescoldos fueron barridos  por las tensas y tremendas circunstancias que vendrían sobre toda la sociedad  española poco despues. Durante muchos años aquellas fiestas y sus protagonistas  fueron arrinconadas en el olvido colectivo de la población por lo que podían  suponer y solo ahora, 75 años después, se ha vuelto a plantar y quemar una falla  en las calles almanseñas. El éxito del Gachamiguero de cartón piedra fue bien  patente y se vió respaldado por una masiva asistencia que entre festeros y  curiosos crearon el ambiente propicio para que algo tan inédito deje de serlo.

En lo político, y ya mirando hacia la semana que viene, habrá  que convenir que el nuevo alcalde de Almansa, Francisco Núñez, hará historia  cuando el miércoles asuma la presidencia de la Diputación Provincial. Algo  inédito, por cuanto en la larga historia de la corporación privincial han sido  varios los políticos almanseños que han tenido presencia en ella, pero ninguno  la presidió. Hace 75 años, en la misma época republicana de las fallas  almanseñas, Hernández de la Asunción, que también sería alcalde almanseño, fue  vicepresidente de la Diputación.

Años después, durante las corporaciones  franquistas también hubo representaciones almanseñas, de los que por tiempo y  cargos Luis de Teresa y Pascual Rodríguez serían los más significados de la  época. Y ya con la reconquista de la democracia, el paso de almanseños por la  Diputación ha sido casi incesante, con algunos como Silvio Arnedo ostentando  también la vicepresidencia, o nombres como los de Virginio Sánchez, Maria  Dolores Villaescusa, Pepe Cuenca, Fermín Cerdán o Aurora Garijo, entre los de  diputados provinciales en diferentes momentos.

Pero el momento inédito es el de  un presidente almanseño que será Francisco Núñez desde el próximo miércoles. Una  buena noticia antes de tomar vacaciones desde esta columna de opinión en la que  esperamos encontraranos cuando llegue septiembre.

Enlace permanente a este artículo: https://www.almansadigital.org/?p=283

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Highslide for Wordpress Plugin