¿Por qué estos zapatos cuestan 2.500 euros?

 A primera vista, este Derby clásico, de cordones, en piel negra desprende elegancia, sobriedad y estilo, pero nada en él hace pensar que su precio ronde los 3.000 euros. La razón no reside en la exclusividad de sus materiales o en que incluya algún tipo de piedra preciosa, sino en los nombres que se esconden detrás de su creación: el de Doshi Levien, la pareja que se ha convertido en la nueva autoridad del diseño gracias a su desenfadado y colorido estilo, y el zapatero John Lobb. El zapato, junto con otros modelos para hombre y mujer, forma parte de la colección Apprenticeque Jonathan Levien (Elgin, Escocia; 1972) y su mujer Nipa Doshi (Mumbai, 1971) idearon en 2008 para la casa británica con la intención de «aprender de las técnicas y forma de hacer artesanal de los mejores».

 

Por Txema IBARRA. Copyright.2012.

Ahora, están a punto de repetir en el mundo del calzado con una colección de zapatos «muy natural» -y más asequible- para Camper. Pero esta pareja, profesional y sentimentalmente unida, no ha encontrado campo que se le resista. Sus referentes recorren el mundo entero. Atengámonos a su última audacia, un encargo de Häagen-Dazs para sorprendernos estas navidades. No le dejará frío. «Primero nos imaginamos que la Luna estaba hecha de helado, como en una famosa canción para niños de Bollywood. Eso nos llevó a pensar en la película en blanco y negro de George Melies Un viaje a la luna (1929). Luego recordamos también un trabajo del pintor surrealista armenio Léon Tutundjian y descubrimos que los primeros bombones-helados tenían una forma casi esférica», cuenta de Ice Moon, una bola rellena de nueces de macadamia y galleta de pistachos, Jonathan Levien.

La globalización son ellos. Claro que sin connotaciones negativas. «Nuestra visión de este fenómeno no es la de aniquilador de las culturas locales, que es como se suele ver. Nos gusta definirlo como una vía para potenciar la diversidad y acabar con la homogeneidad; como un intercambio de igual a igual entre culturas, ahora que tenemos un acceso muy fácil a cualquier parte del mundo», señala Nipa.

Para seguir explicando su particular forma de concebir proyectos, pongamos esta vez el caso de la butaca y sofá Chandigarh, hecha para Moroso y presentada este año en el Salón del Mueble de Milán, referencia del sector. Surgió como homenaje al gran desafío urbanístico que el gran pope de la arquitectura moderna, Le Corbusier, desarrolló durante los años 50 en la ciudad de ese nombre, al norte de India. «Los principios de este movimiento parecían estar fuera de lugar en ese sitio», prosigue Jonathan. «Sin embargo, funcionaron y se enraizaron en la identidad de la región». El este se encontró con el oeste, lo que tiene unas evidentes notas autobiográficas.

INICIOS. Su forma transversal de pensar les hizo destacar desde que se unieron profesional y sentimentalmente en el año 2000. Con buen ojo, les comenzó apoyando Tom Dixon, director creativo de Habitat. Luego siguieron proyectos para el fabricante de accesorios de cocina Tefal, el mencionado con la marca de zapatos John Lobb y el fabricante de muebles Cappellini, así como las firmas españolas BD Barcelona y Camper, para las que han hecho, respectivamente, un tocador arquitectónico y una tienda y una colección de zapatos, a punto de lanzarse al mercado.

Enlace permanente a este artículo: https://www.almansadigital.org/?p=1262

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Highslide for Wordpress Plugin